Porque ben Santa María sabe os séus dões dar. Cantiga 327.

Traducció

Como Santa María curaba al clérigo que había vuelto las piernas hacia atrás porque se hizo ropa interior de un paño que robó del altar.


Estribillo
Porque bien Santa María sabe sus dones dar,
y terriblemente loco sería quien se lo quisiera robar.

Sin embargo, si queréis escucharme, esto que os contaré
es un milagro muy hermoso que realizó la Madre del Rey
Jesucristo en Odemira, como ahora les diré,
que ella hizo muchos otros en ese lugar.

Pero este fue muy bien hecho con gran razón;
que una mujer su tela dio en ofrenda
hecha con muy grande amor, a su iglesia
que está fuera del pueblo, así como lo oí contar.

Poco más que una vara era, según escuché,
y estaba muy bien tejido y muy fino;
y la buena mujer lo dejó allí,
encima del altar, en la iglesia.

Un clérigo de la iglesia que allí lo vio,
creció en él tanta codicia que fue incapaz de soportarlo,
y lo llevó a su casa, y ordenó que le hicieran
ropa interior con la que se cubriría y pecaría.

Y cuando los tuvo hechos y con ellos se vistió,
se fue a dormir; pero poco durmió,
los talones ambos se le giraron
y se le quedaron tan rígidos que no los podía estirar.

Y con gran dolor salió a fuera,
gritando mucho y dijo: “Ay, Madre del Salvador,
te ruego no morir así, si es lo que te place”.
Y del error que había cometido, así lo manifestó.

Delante de todos, y llorando lleno de arrepentimiento,
hizo cubrir el altar con un gran paño de fino lino.
Y sin embargo, amigos míos, quien este milagro oís,
nunca os atreváis a deshonrar a la Virgen.

Y por esto a la iglesia lo llevaron en brazos,
y todos por él suplicaron a la Señora del buen talante;
y luego lo curó, no se apoderó ninguna ansiedad;
sin embargo, todos comenzaron a su nombre alabar.


Lletra original

Como Santa María guariu o crérigo que se lle tornaran as pérnas atrás porque fez ũus panos mẽores dun pano que furtou de sôbelo altar.


Refrain
Porque ben Santa María | sabe os séus dões dar,
muito per faz gran folía | quen lle vai o séu furtar.

Stanza I
Onde, se m' oír quisérdes, | daquesto vos contarei
un miragre mui fremoso | que fez a Madre do Rei
Jesú-Crist' en Odimira, | como vos óra direi,
u ela fez ende muitos | outros en aquel logar.

Stanza II
Mas este foi muit' apósto | e feito con gran razôn;
ca ũa mollér séu pano | foi dar en ofereçôn
a ũa eigreja súa, | feita des mui gran sazôn,
que está fóra da vila, | assí com' oí contar.

Stanza III
Pouco mais ca ũa vara | o pan' éra, com' oí,
e éra mui ben teçudo | e mui delgad' outrossí;
e porend' a mollér bõa | fora-o põer alí
na eigreja, u o vissen | estar sôbelo altar.

Stanza IV
Un crérigo da eigreja | que o viu alí seer,
creceu-ll' ên tal cobiíça | que o foi lógu' ên toller,
e levou-o a sa casa | e mandou ende fazer
panos con que cobriss' ende | o con que ía pecar.

Stanza V
E pois que os houve feitos | e con eles se cobriu,
deitava-s' a dormir lógo; | mais pero pouco dormiu,
ca os calcannares ambos | pelos lombos os sentiu
que ll' entraron tan de rijo | que os non pod' ên tirar.

Stanza VI
E con mui gran coita féra | que havía de door,
braadou muit' e dizendo: | “Ai, Madre do Salvador,
rógo-te que éu non moira | assí, se t' ên prazer for.”
E do érro que fezéra | fillou-s' a mãefestar

Stanza VII
ante todos, e chorando | ar fillou-s' a repentir,
e dun gran pano de lenço | fez lóg' o altar cobrir.
E porende, méus amigos, | quen este miragr' oír
nunca seja atrevudo | ena Virgen desonrrar.

Stanza VIII
E sobr' esto à eigreja | o levaron manamán,
e todos por el rogaron | a Sennor do bon talán;
e ela guariu-o lógo, | que non prendeu i afán;
porên todos começaron | o séu nome de loar.